Las incidencias por impagos del alquiler se disparan un 380% durante el estado de alarma

Las incidencias por impagos del alquiler se disparan un 380% durante el estado de alarma

Durante el estado de alarma, las incidencias por impago de alquiler se han casi multiplicado por cinco. Así lo apunta el último informe elaborado por Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) en el que se analizan las comunicaciones de falta de pago, es decir, las notificaciones de los arrendadores que no han recibido las rentas de su alquiler en el plazo establecido para su cobro.

Concretamente, se han incrementado un 380% las incidencias de impago comunicadas por los arrendadores, según los datos obtenidos a través de la plataforma de monitorización de rentas FIM.

El Gobierno aprobó el 11 de abril una orden ministerial que regula las ayudas al alquiler destinadas a los inquilinos afectados por la crisis del Covid-19. Los arrendatarios en situación de vulnerabilidad con derecho a estos préstamos percibirán hasta 900 euros al mes en forma de microcrédito avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a pagar en 6 años, ampliables a diez.

"Estos datos demuestran que, aunque el Gobierno aprobase créditos, son muchos los propietarios que están viendo como sus inquilinos o no tienen la capacidad de pago o no hacen frente a sus obligaciones sin haber comunicado un motivo", argumenta Cardona.

Un mes y medio después de que entrara en vigor las medidas de ayuda a través de créditos ICO, la banca reconoce que las solicitudes para obtener estos préstamos son mínimas.

La preocupación de los arrendadores se dispara          

La inestabilidad laboral en la que se encuentran muchos inquilinos y las dificultades para hacer frente al pago de alquiler han disparado la preocupación de los propietarios a sufrir un caso de morosidad en su vivienda de alquiler.

Entre el millar de encuestados por FIM, a más de 8 de cada 10 creen que pueden correr riesgo de sufrir un impago en su inmueble. Un temor que ha llevado a profesionales y propietarios a reunir la máxima información posible sobre los interesados por el inmueble.

El aumento del miedo de los propietarios podría llevar a una reducción de la oferta de viviendas en alquiler si estos deciden retirar sus inmuebles del mercado. Por eso, desde el sector se pide una mayor protección a los arrendadores y también mayor seguridad jurídica para seguir invirtiendo en este mercado.

Publicado el 29-06-2020