Gastos inesperados en la compraventa de tu hogar

Gastos inesperados en la compraventa de tu hogar

En el momento en el que decides firmar una hipoteca y comprar una casa nueva es necesario contar con un “plus” de dinero ahorrado para poder hacer frente al pago de gastos adicionales. Además, es importante tener en cuenta todos los costes que tendremos a largo plazo en el caso de decidir comprar una casa. Echemos un vistazo a qué otros factores tenemos que considerar a la hora de invertir en una casa:

  • Gastos de tasación: en caso de solicitar una hipoteca para comprar la casa una tasadora efectuará la tasación de la propiedad y así el banco sabrá el porcentaje de financiación que concederá en función del valor.
  • Gastos de notaría:los honorarios de notario se pagan por dos escrituras, la de compraventa y la de hipoteca.
  • Registro de la propiedad:inscribir las dos escrituras relacionadas con la compraventa de la vivienda en el registro de la propiedad también tiene coste.
  • Gestoría:la gestoría de la entidad financiera tramita la liquidación de los impuestos y realiza otros papeleos.
  • Impuestos:hay impuestos distintos en función de si la vivienda es nueva (IVA) o de segunda mano (ITP). Tanto la vivienda nueva como la usada están sujetas al pago de otro impuesto que es el de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

También hay que tener en cuenta otros posibles gastos ajenos a la compraventa de una casa, como por ejemplo:

  • Mantenimiento

-Los electrodomésticos y el mantenimiento de la casa son tu responsabilidad, y con ella llegan todos los gastos de reemplazar y reparar lo que toque.

  • Facturas e impuestos

-Éstas suben cuando compres una casa, ya que, por ejemplo, el coste que puede implicar calentar toda una casa será considerablemente mayor a pagar por un piso pequeño.

-Otro aspecto a tener en cuenta cuando firmas una hipoteca es el tipo de interés que se vaya a aplicar. También tendrás que hacer frente a otros impuestos.

  • Los alrededores

-Si tienes coche y tu nueva casa está en el centro o no tienes garaje, es muy probable que no tengas un amplio estacionamiento y deberás plantearte si alquilar o comprar una plaza de parking.

-Si tienes un jardín, según pasa el tiempo, el césped y las plantas necesitarán que las cuiden y es posible que tengas que invertir en él.

  • Cosas que se te van de las manos

-Apunta el seguro del hogar como otro gasto en tu presupuesto. Es una inversión muy necesaria, ya que te será de mucha ayuda en caso de que ocurra un imprevisto.

 

En resumen, comprar una casa implica muchísimos gastos más allá de la hipoteca. Aun así, tener una casa propia también trae consigo muchas ventajas.

Publicado el 13-09-2019