¿Es mejor vivir en la ciudad?

¿Es mejor vivir en la ciudad?

Elegir entre el campo o la ciudad es una decisión difícil, ambos lugares tienen sus ventajas y sus desventajas y la decisión final depende de las aspiraciones y plan de vida que tenga cada uno.

Si consideras que la proyección profesional es tu prioridad y que es lo que te hace más feliz,  vivir en una gran ciudad puede ayudarte ya que es donde están las grandes empresas y donde podrás formarte y crecer mejor a nivel laboral. Siempre y cuando no tengas ya en otra zona un puesto de trabajo donde estés feliz y estable laboralmente. Vivir en el campo puede aportarte paz y tranquilidad, si estar en contacto con la naturaleza es imprescindible para ti, quizás la ciudad no es para ti.

Son dos lugares muy distintos y cada uno nos aporta un estilo de vida totalmente distinta. Por ese motivo, esta decisión va a depender del tipo de vida que quieres llevar y de que es lo que te hace feliz.

Vivir en una ciudad tiene numerosas ventajas:

 

  • Ocio y cultura: Cines, museos, exposiciones, conciertos, todos estos espacios y actividades, forman parte de las grandes ciudades.

 

  • Conectividad: Cuentan con muy buenas infraestructuras: carreteras, autopistas, transporte público… ir de un lugar a otro será rápido y sencillo. Por otro lado, generalmente puedes tener acceso a internet con más facilidad.

 

  • Vida social: En la ciudad hay mayor concentración de población por lo que tienes más oportunidades para conocer a gente. Esto, unido a la oferta cultural y de ocio, se traduce en una vida social más activa.

 

  • Acceso a educación y sanidad: nos referimos al acceso a servicios públicos, ya que en las ciudades es donde se encuentran las sedes de las instituciones más importantes o los hospitales.

 

  • Sentirse más libre: En las grandes ciudades tú puedes ser quién tú quieras, tu anonimato y privacidad será la que tú decidas tener. 

 

Vivir en el campo tiene otras ventajas:

 

  • Tranquilidad: Es un lugar más tranquilo y en el que es posible encontrar la relajación tanto física como mental. No solo por la cantidad de habitantes, sino también por el estilo de vida, mucho más relajado y en el que se está continuamente en contacto con la naturaleza.

 

  • Respirar aire puro: Una de las principales ventajas de vivir en el campo es el contacto con la naturaleza, la posibilidad de estar en un entorno sin polución. Los espacios abiertos y los paisajes, nos invitan a practicar ejercicio.

 

  • Producir tus propios alimentos:Podrás producir frutas y verduras para consumo propio ahorrando una gran cantidad de dinero y siendo muy frescos sin agregados químicos.

 

  • Posibilidades de negocio: en España se está produciendo un éxodo rural importante, lo que supone que pueblos enteros están perdiendo sus habitantes. No sólo repercute en la economía, también en nuestra cultura. Este éxodo rural son oportunidades de negocio: huertos ecológicos, casas rurales, actividades al aire libre, son negocios que están en auge.

 

  • Precios más bajos: Las tasas y los impuestos son menores y si hablamos del precio de la vivienda, no tiene comparación.

 

Esperamos que os hayan sido útiles nuestras reflexiones sobre las ventajas de vivir en el campo o en la ciudad. Nuestro objetivo es que nuestro blog te sirva para conocer los mejores trucos para tu vida diaria.

Publicado el 17-01-2020