¿COMPRAR O ALQUILAR?

¿COMPRAR O ALQUILAR?

Si te estás planteando alquilar o comprar una vivienda, seguro que te haces muchas preguntas y es que comprar tu propia vivienda es una de las decisiones más importantes que tomarás a lo largo de tu vida. Y al ser una decisión difícil de tomar, lleva a muchos a decantarse por el alquiler, por miedo a ligarse a una hipoteca para “toda” la vida. Pero, ¿cuál es la mejor opción, la compra o el alquiler?

COMPRA

En primer lugar, deberíamos cuestionarnos si es el momento adecuado para comprar una casa, porque durante muchos años, esta operación supondrá un grande impacto en nuestra propia economía. Hay que tener en cuenta que el tipo de vivienda, la ubicación y el entorno influirán en el estilo de vida.

Comprar una vivienda depara muchas ventajas; es una buena inversión a largo plazo. En 20 o 30 años habrás pagado todas las mensualidades de la hipoteca y poseerás un bien que vale mucho dinero. A partir de entonces, no pagarás ni cuotas ni alquileres.

Por otro lado, no te sentirás con la misma libertad si  tienes que cambiar de residencia por razones familiares o laborales que si vives de alquiler. Además de las cuotas de la hipoteca, una serie de gastos que no aportan ninguna ventaja fiscal. Como por ejemplo, seguros del hogar, impuestos, mantenimiento y gastos de comunidad representan importantes gastos que está obligado a pagar el dueño.

Al precio de venta de la casa hay que añadirle otros gastos asociados a la compraventa y al préstamo hipotecario, que son normalmente a cargo del comprador; Notaría, Tasación, Verificación registral, Comisiones de apertura o de subrogación, Impuestos sobre la constitución de la hipoteca, IVA o impuesto de transmisiones, etc.

Es importante determinar cuánto tiempo piensa vivir en la vivienda; hay que tener en cuenta que los gastos de hipoteca se pagan en el momento de formalizar el préstamo, independientemente del tiempo que se va a vivir en la casa.

Aunque parezca obvio, debes saber si cuentas con los ahorros suficientes para adquirir una vivienda. No solo calcular la cuota de la hipoteca, sino que debes contar con una buena cantidad de dinero líquido. Cuente con que la entrada representa en torno al 20% del precio total de la vivienda.

ALQUILER

Actualmente el mercado laboral es muy inestable y el alquiler permite en un momento dado que puedas mudarte fácilmente a otra zona de la ciudad más económica o a otra población. Para alquilar un piso te pedirán unos meses por adelantado, pero no tendrás que hacer frente al gran desembolso necesario en la compra de una vivienda, dinero que ahorrarás y con los que podrás cubrir otros gastos.

La opción del alquiler, puede ser recomendable en caso de no contar con unos ingresos fijos elevados o como solución temporal.

Además, puede que el propietario decida subirte la cuota e incluso que llegues a pagar más por la renta de alquiler que lo que supondría la cuota de una hipoteca. También se puede dar el caso, de que el propietario decida no renovar el contrato. En algunas ocasiones los propietarios deciden contratar un seguro en caso de impago. Así que, decantarte por esta opción dependerá de tu estabilidad, de la zona donde quieras vivir y de tus perspectivas de futuro.

Publicado el 09-10-2019